Seleccionar página

Galicia confía en su base productiva y en la labor de los nuevos jóvenes emprendedores junto al apoyo de la banca para superar la crisis derivada de la pandemia por Covid-19. El 30 de Junio finalizaba el ERTE de la fábrica de Peugeot-Citroen-Opel PSA de Vigo recuperando a sus siete mil empleados; no obstante la convulsa e incierta situación económica no permite prescindir del ERTE, al menos, hasta final de año.

Para la reconstrucción económica tienen que aventurarse nuevos emprendedores que ambicionen un proyecto a largo plazo cimentado en internet con vistas nacionales o internacionales, con apoyo de los recursos públicos y el sector financiero. La PSA de Vigo es un buen ejemplo de disciplina laboral, pues en apenas una semana está en datos de producción cercanos a los previo Coronavirus. Pese a ello, desde la industria automoción prefieren mantenerse con cautela ante la incertidumbre que amenaza el mercado internacional. Otro campo que permite a la economía viguesa crecer es la digitalización, pues es altavoz de ideas hacia el exterior de los límites locales y garantiza la expansión empresarial.