Las precipitaciones de Vigo.

Vigo sufrió una pequeña sequía el pasado año, semanas enteras sin llover, pero el comienzo de año ya trajo lluvias. Los embalses de de Eiras y Zamáns registraron  a lo largo de 2017, solo dos meses (febrero y diciembre) precipitaciones, aunque este inicio de año llovió más que algunos de los meses del años pasado juntos, las dos primera semanas de enero, la estación de Meteogalicia registró 123,4 litros por metro cuadrado, en plenas fiestas, pero era necesario ya que los embalses estaban a mínimos. Exactamente los días 26 y 31 de diciembre fueron  lluviosos con 27,5 y 17,4 litros por metro cuadrado cada uno.

El cambio climático también afecta a estas cosas, ya que los otoños, eran grandes épocas de precipitaciones han dado un giro para peor, originando sequías. No solo afecta a las sequías, sino que el cambio climático influye en los desbordamientos de ríos y arroyos inundando ciudades y otros sitios destruyendo lo que hay a su paso.

Dejar un comentario